Hacer el amor en la ducha, las mejores posturas

Hoy en la sección de posturas del Kamasutra vamos a hablar de cuáles son las mejores posturas para hacer el amor ¡dentro de la ducha! Un lugar excitante y que a todos se nos ha pasado por la mente el hacerlo… O que directamente ya lo hemos hecho. Sin embargo, muchas veces tenemos que probar y probar hasta que damos con la clave de las mejores posturas para hacer el amor dentro de la ducha. Pues nosotros os las vamos a decir, no sin antes daros unos consejos previos.

Consejos para hacer el amor dentro de la ducha

En este punto os diremos unos consejos que, con leerlos una vez, va a mejorar mucho más vuestras experiencias bajo el agua. En primer lugar hay que tener en cuenta que el suelo resbala. ¡Puede ser una chorrada!, pero si vamos con las hormonas revolucionadas muchas veces se nos olvida. Tened cuidado.

Pero bueno, entrando más en el tema muchas veces queremos meternos bajo la ducha y hacer sexo oral a la pareja, el problema es que si es la primera o la segunda vez que lo hacemos, puede que no nos demos cuenta del importante papel que juega el agua aquí. Si cuando le vas hacer sexo oral te pones de rodillas y tu pareja está recibiendo directamente el chorro de la ducha, puede que el agua se deslice por su cuerpo y acabe dónde estás tú. Esto puede ser algo incómodo para ti porque te estaría cayendo un pequeño río de agua directamente a la boca.


rebajas de amantis
posturas del Kamasutra, hacer el amor,
Hacer el amor bajo el agua

Otro punto importante y que se considera indispensable para el disfrute te la chica principalmente, es utilizar y enfocar la alcachofa de la ducha hacia su clítoris mientras estáis haciendo la penetración. Esto le proporcionará mayor placer y una sensación que nunca tiene en la cama. También se puede usar en el hombre dirigiendo el chorro de agua a la zona que hay justo detrás de los testículos.

¡Obviamente esto requiere algo de destreza pues alguien tiene que sujetar y enfocar la ducha con una mano!

Posturas para hacer el amor en la ducha

El objetivo de estas posturas es disfrutar del sexo bajo el agua, pero ante todo siempre debemos centrarnos en la seguridad. Colocar antes una alfombrilla antideslizante o incluso una toalla, nos ayudará a evitar accidentes. Del mismo modo saber que las duchas no han sido creadas con este fin, asique será mejor que no nos fiemos de las tuberías (cortinas…) para sujetarnos.

Los preservativos y el agua no son compatibles, por tanto podríamos utilizar lubricantes para disminuir una fricción dolorosa. En algunos casos lo mejor sería el sexo oral.

Posiciones para hacer el amor más destacadas en la ducha

  1. Unión de la abeja

Es una postura básica y que solo requiere de una ducha con un tamaño decente, además de cómoda. El se coloca apoyado en la pared con las piernas estiradas, y la mujer se sienta sobre el pene dándole la espalda, de modo que el movimiento es fluido y siendo ella quien controla la situación, obteniendo una buena estimulación. El hombre puede acompañar el movimiento sujetándola por los muslos.

  1. Hacer el amor con la unión de los amantes

Esta postura es práctica, además de tener una perfecta estimulación del clítoris y el glande. Ambos de pie, el hombre fricciona su pene contra la vulva de su compañera, tras unos minutos la vulva se abrirá naturalmente permitiendo una penetración superficial. Es una postura difícil para las parejas que no miden lo mismo.

  1. Unión del antílope

Esta es una postura sencilla, donde la mujer se coloca de rodillas apoyándose en el suelo si es posible, o en la propia pared. El hombre detrás izado sobre sus rodillas la penetra desde atrás. Es una postura bastante cómoda siempre y cuando tengamos esa toalla/alfombrilla que hará de cojín para evitar tener “estigmas” en las rodillas. Se logra una buena estimulación además de un amplio abanico de fantasías sobre amantes imaginarios.

Debemos llevar cuidado porque a veces la toalla/alfombrilla puede causar rozaduras.

  1. Hacer el amor con la unión de la diosa

Esta postura es parecida a la 1º, salvo que ahora la mujer se sienta de frente a su compañero de modo que, el hombre queda sentado y apoyado en la pared y ella encima rodeando con sus piernas la cintura de él. Es una postura que permite una buena penetración y estimulación del clítoris además de la posibilidad de besarse.

Es una postura excelente para retardar el orgasmo para aquellos que padecen eyaculación precoz.

[bctt tweet=”Comparte con tus amigos las mejores posturas para hacer en la ducha”]

  1. Unión del emú

Ambos de pie, ella le da la espalda y el hombre la penetra por detrás inclinándose hacia delante. Ella puede modificar el ángulo de penetración para conseguir una mayor profundidad, puede incluso apoyarse en la pared. En el caso de que la ducha sea de un tamaño reducido esta postura es buena ya que podrían colocarse en diagonal de modo que la mujer tenga ambas manos en paredes continuas y la cabeza queda hacia delante en el propio espacio que aporta una esquina de la ducha.

Es una postura excitante ya que el hombre puede fantasear con la dominación y ella con la imaginación de amantes imaginario.

  1. Unión del lobo

Es una postura algo arriesgada, pero que es muy estimulante para ambos, además de tener una buena y amplia penetración.

Ambos se colocan de pie ella le da la espalda a su compañero, y mientras el la penetra desde atrás, ella bascula completamente hacia delante apoyando las manos en el suelo. Es algo complicada si la altura es muy distinta entre ambos.

  1. Hacer el amor con la postura del pilar

Ambos arrodillados, ella se desliza sobre las piernas de su compañero, introduciendo el pene hacia la vagina. Es una posición que permite caricias, abrazos y besos sin ningún tipo de dificultad. Aunque hablamos de una penetración superficial.

  1. Unión de la vaca (o del galgo)

Una postura que produce sensaciones intensas y excitación. Para aquellos que tienen una ducha de tamaño razonablemente grande. La mujer se coloca a cuatro patas y es penetrada por su compañero que se encuentra arrodillado. Se logra una estimulación perfecta, una fuerte y profunda penetración, además el tiene las manos libres por tanto posibilidad de estimular a su compañera.

  1. Hacer el amor con la postura del Yin y el Yang

Esta es una postura para los más arriesgados. El hombre se coloca de cuclillas, y ella se coloca de rodillas sobre su compañero, como sentada mirándole. Para obtener una buena estabilidad el puede apoyarse en la pared. Es original aunque es difícil controlar la estabilidad.

El placer de hacer el amor en la ducha según la sexología

Se experimenta un cúmulo de sensaciones, el agua caliente que recorre tu cuerpo, el jabón y la humedad que se crea hace que el sexo sea más placentero. Yo soy partidaria de dejarnos la ropa puesta e irla quitando poco a poco bajo el agua, el hecho de sentir la ropa empapada pegada al cuerpo, uniéndolo al calentamiento que se va provocando puede ser también muy satisfactorio. ¡Vamos todos a hacer el amor!



Leave a comment