Orgasmo, ¿por qué es tan bueno?

¿Nunca has pensado porqué tras tener sexo y salir de casa, vamos con una sonrisa de oreja a oreja? Quizás tú no te das cuenta de la sonrisa que llevas pero los demás sí.  Las películas son un claro ejemplo donde se ve esta respuesta post-coital y eso ocurre debido a los grandes beneficios que tiene tener un orgasmo.

Sí, sí. Tener un orgasmo que es distinto a hacer el amor. Mucha gente considera que tener sexo simplemente es hacerlo en la cama, pero el sexo incluye mucho más, como el sexo oral. De ahí que el título de este artículo sea: Sin orgasmo no hay alegría; en vez de: Sin sexo no hay alegría.

orgasmo
orgasmo

¿Por qué son tan positivos los orgasmos?

Cuando nuestro organismo está a falta de orgasmos toda nuestra energía se queda estancada, la ausencia de los orgasmos puede llegar a influir en tu personalidad alterándola de modo que estés más o menos estresado/a, triste o que tengas una mayor dificultad para sonreír. Además, la ansiedad es uno de los trastornos más relacionados con la ausencia de orgasmo según los expertos.


rebajas de amantis

Hay que tener en cuenta que el orgasmo activa más de ochenta regiones del cerebro y la ausencia de este placer sexual generado por los orgasmos puede generar alteraciones. Según muchas investigaciones, mientras estamos experimentando un orgasmo, la actividad cerebral se inicia en la zona del cerebro asociada a los genitales pero rápidamente se expande a todo el sistema límbico, no se limita simplemente a su “zona”, este sistema límbico es el encargado de regular las emociones y está relacionado con la personalidad, de ahí que los orgasmos puedan provocar alteraciones de nuestra personalidad.

[bctt tweet=”¡A todos nos vendría bien tener orgasmos cada semana!”]

Como todos sabemos, el orgasmo se caracteriza por producir sensaciones placenteras, pero además, aumenta la intensidad de nuestro ritmo respiratorio. Este fenómeno ayuda a que la sangre oxigenada fluya en el cuerpo y viaje hasta los micro sensores de la piel y hasta los órganos.

Los expertos coinciden en afirmar que gran parte de las tensiones que acumula el ser humano se descargan tras un orgasmo, lo que contribuye a controlar fenómenos como la ansiedad, al tiempo que se satisface uno de los instintos más importantes del ser humano.

¿Cuáles son los beneficios más importantes del orgasmo?

Hay mucha gente que no lo sabe pero tener orgasmos de forma periódica es algo muy positivo para la salud tanto física como mental del hombre y de la mujer. A continuación vamos a destacar los puntos más beneficiosos para que veáis que el sexo debe practicarse más frecuentemente. Muchos de estos puntos se basan en estudios e investigaciones.

El primer punto: ¡Menor índice de mortalidad en varones! ¿Quieres vivir más? ¡Hazlo más! Según diversos estudios, los hombres que tenían orgasmos frecuentemente corrían un riesgo de muerte 50% más bajo que los hombres que tenían orgasmos con una menor frecuencia (menos de uno al mes).

En segundo lugar, tener orgasmos te protege contra el cáncer y enfermedades cardíacas porque las hormonas liberadas durante la excitación y el orgasmo, especialmente la oxitocina y la DHEA, pueden tener efectos protectores contra el cáncer y las enfermedades cardiacas, tanto en hombres como en mujeres.

orgasmo
orgasmo

Sin orgasmo no hay alegría

A continuación, otro de los beneficios que casi todo el mundo conoce. El orgasmo alivia el estrés. El efecto de sedación y relajación que tienen en las personas la oxitocina y otras endorfinas que se liberan durante el orgasmo es notorio. Esto puede explicar por qué el sexo es una estrategia para gestionar el estrés. Se fortalece el sistema inmunológico ya que se aumenta la producción de anticuerpos que ayudan a fortalecer el sistema inmunológico.

En cuarto lugar, el orgasmo reduce la ansiedad y pensamientos negativos. Al momento de llegar al orgasmo, el cerebro se relaja y algunas de sus regiones se apagan por lo que es fácil olvidar malos pensamientos y sensaciones de ansiedad.

También disminuye el riesgo de cáncer de próstata en los hombres. Los hombres que eyaculan con regularidad (cuatro o más veces por semana) tienen menos riesgos de sufrir cáncer de próstata. Es anti-depresivo ya que llegar al orgasmo en pareja reprime la sensación de soledad y abandono. El punto sexto es importante para las mujeres, ¡rejuvenece! Tener orgasmos con frecuencia rejuvenece ya que el orgasmo estimula en las mujeres una hormona capaz de rejuvenecer su aspecto. De igual manera ayuda a nutrir la piel y oxigenar más el cuerpo. Por su puesto, el siguiente es importante, ¡se queman calorías! El tener orgasmos puede llegar a quemar entre 127 y 500 calorías en función de la voracidad de la acción.

Y en último lugar y no por ello menos importante, tener relaciones sexuales y llegar al orgasmo puede aliviar fuertes dolores de cabeza, descongestionar la nariz y ayuda a combatir algunas alergias. Así que nunca más la escusa de que te duele la cabeza.

Como veis, no hay motivo alguno para no llegar al orgasmo al menos cuatro o cinco veces a la semana, ¡todos son ventajas!