Mobbing, protégete ante él

El acoso laboral se refiere a un sinfín de comportamientos, desde la persona que te roza demasiado en un espacio público, hasta aquella que te traiciona al difundir imágenes eróticas tuyas a otras personas.

Cuando nos encontramos ante una situación tan peligrosa debemos tener cuidado y saber qué es lo que tenemos que hacer o como debemos reaccionar. Ante todo tenemos que tener claro que cuando se trata de nuestro cuerpo, mandamos nosotros y nadie más, somos nosotros mismos los que tenemos la última decisión sobre lo que hacer con él y lo que no. Otra cuestión importante es que no debemos dejar que nadie nos pise, es decir, nosotros tenemos el poder de controlar lo que deseamos y lo que hacemos, por eso mismo nadie debe imponernos nada que no queramos hacer.

[bctt tweet=”¿Cómo se protege una mujer frente al mobbing?”]

Ante el mobbing, nos podemos encontrar en dos situaciones diferentes, ante las cuales debemos actuar de diferente manera. Nos podemos encontrar con que la persona que nos acosa sea un desconocido, y bajo mi punto de vista, plantarle cara a un desconocido nos resultará más fácil que si es una persona cercana o conocida. Sin embargo, también nos podemos topar con que el acosador o acosadora sea una persona conocida o incluso cercana, de nuestro círculo, aquí hay que andar con más cuidado, porque normalmente nos suele dar más vergüenza plantarle cara o dejarle las cosas claras. Pero esto no debe de ser así,  no debemos correr ningún riesgo y, por tanto, hay que arrancar o cortar el problema de raíz.


rebajas de amantis

Una cosa que quiero dejar clara es que hay diferentes tipos de acoso, ya que no tiene nada que un acoso que se da entre dos adultos o que involucra a un menor. Dependiendo del caso, habrá que tomar unas medidas u otras. En el caso de que suceda lo peor y que alguien te obligue a tener algún tipo de contacto sexual, no te lo guardes para ti, debes contárselo a alguien aunque sea una experiencia terrible que te de miedo o te avergüence contar.

¿Sufres mobbing?

Ahora voy a explicaros los pasos que han de seguirse cuando nos encontramos ante una situación tan peculiar y peligrosa como es considerada el acoso laboral o mobbing.

El mobbing se caracteriza por conductas crueles y hostiles que se convierten en una tortura psicológica para la víctima. Algunas manifestaciones pueden ser la difusión de rumores y calumnias, aislar o excluir a una persona del resto, insultos o la ceración de motes, amenazas… Con esto quiero decir que el acoso laboral no tiene porqué ser sólo del tipo sexual.

Lo primero que debemos hacer ante una situación de acoso laboral es identificar el abuso, normalmente en estos casos el propósito principal de las actitudes del acosador es desplazarte o marginarte y obtener beneficios de ello para sí mismo. Un compañero de trabajo que frecuentemente te critica, te excluye de reuniones importantes, te oculta información, difunde chismes o rumores sobre ti puede estar haciéndote mobbing.

 

mobbing
mobbing

El primer paso ante el mobbing es…

El primer paso para detener este tipo de conductas es analizar fríamente cómo es el comportamiento de esta persona. Es de vital importancia evaluar la situación para identificar si la persona que nos molesta tiene claras intenciones de perjudicaros o solo es una persona conflictiva que incomoda a otros compañeros. Sin embargo, si su conducta realmente está repercutiendo en nuestro desempeño es necesario actuar al respecto.

El siguiente paso consiste en enfrentarse al acoso, debemos plantarle cara y, por tanto, no debemos dejar que los demás vean que nos está afectando lo que nos está haciendo, ni debemos permitir ponernos emocionales, si no que tenemos que ponerle claramente los limites al abusador. No te conviertas en un blanco fácil, cuando una persona malintencionada busca perjudicarte es importante que expreses abiertamente que no te agrada su actitud.

No ignores el abuso ni lo dejes pasar, actúa con inteligencia, domina la emoción y expresa firmeza. Sé fuerte y demuéstrale a esa persona que no vas a permitirle continuar haciéndote eso.

Y por último, denúncialo, que es lo más apropiado cuando nos encontramos ante situaciones de este tipo, es importante tener argumentos consistentes, fiables y sólidos, y evidencias de que el acoso está afectando a tu vida personal y a tu trabajo. Nuevamente evita que te domine la emoción al expresar tu descontento, recuerda que eres una persona adulta, capaz de comportarte de manera profesional. Mientras más racional y controlada sea tu comportamiento será más fácil que te escuchen, ya sea si lo denuncias ante tus jefes o ante la policía.



Leave a comment